Padecimientos frecuentes

Presvicia o Vista cansada

La baja visión es una pérdida de la visión que hace que las tareas diarias sean difíciles de realizar. Una persona con baja visión puede encontrar difícil realizar ciertas actividades como la lectura, la escritura, ir de compras, ver televisión, conducir un automóvil, o reconocer caras.

Cuando la visión no mejora con el uso de anteojos regulares, medicamentos o cirugía, las personas con baja visión necesitan ayuda para aprender a sacar un máximo provecho de su visión remanente y poder mantener su independencia. La pérdida de la visión no significa que hay que renunciar a sus actividades, sino que hay que usar nuevas formas de realizarlas.

Enterarse de que una pérdida de la visión no puede revertirse es siempre impactante. Es importante reconocer los sentimientos de enojo y frustración que se pueden tener al respecto, obtener algún tipo de ayuda para deshacerse de ellos, y poner en práctica las estrategias de rehabilitación de la visión para mantenerse activo, incluyendo el uso de ayudas de baja visión y rehabilitación.







Fuente: American Academy of Ophthalmology

Regresar a Padecimientos frecuentes -->